600 200 1222 Servicio al Cliente

Descubre cómo limpiar las brochas Hogar / Slider Home

Si estás por pintar o ya pintaste tu casa y quieres saber cómo debes limpiar tus brochas para volver a utilizarlas, a continuación te contamos cómo perdurar su uso.

Si usaste pinturas a base de agua, esmalte o látex, lo primero que debes hacer después de terminar de pintar es poner las brochas que usaste bajo un chorro de agua fría. Luego debes tomar un cepillo con cerdas duras y cepillar la brocha para que la pintura se vaya desprendiendo.

Si no las lavaste inmediatamente, deberás dejarlas remojando en agua durante dos horas aproximadamente. Es conveniente que uses agua caliente para que se despeguen los restos de pintura de forma eficaz

En especial con el uso del látex (siempre hablando de pinturas a base de agua), debes tratar de dejar toda la pintura sobrante de la brocha en el tarro. Te aconsejamos usar guantes para proteger tus manos. Luego, pon la brocha bajo un chorro de agua tibia, separa bien las cerdas y deja que el agua fluya hasta la banda metálica. Con el cepillo, desprende bien el resto de la pintura y sacude para eliminar el exceso de agua.

Lo importante es que procures limpiar bien tus brochas después de cada uso, ya que de esta forma asegurarás una vida útil prolongada a tus brochas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificación de cookies

Hemos colocado cookies en tu computadora para ayudar a mejorar este sitio web. Puedes cambiar la configuración de cookies en cualquier momento.
Por favor, haz clic en OK para continuar.